Histórico

La clase Snipe es una clase internacional de embarcación a vela, reconocida por la Federación Internacional de Vela, cuyo órgano rector es la Snipe Class International Racing Association (SCIRA). Sus socios se agrupan en flotas dentro de cada uno de los países que, dirigidos por un Secretario Nacional, forman parte de la SCIRA.

HISTORIA DE LA CLASE SNIPE

 

El tradicional mundo de las regatas de yates sufrió un giro radical durante el curso de una Asamblea de  la “Florida West Coast Racing Associatión” que se celebro en Sarasota, Florida, en marzo de 1931, y a la que asistió Bill Crosby, ingeniero naval y director de la revista RUDDER.

 

En respuesta a una petición para la creación de una pequeña embarcación de regatas que pudiera transportarse fácilmente en un remolque, Crosby prometió estudiar el proyecto de un balandro de este tipo y promocionar la clase propuesta diseñando y publicando los planos de dicho barco en la revista de su dirección. El nombre de snipe (agachadiza) se eligió siguiendo la costumbre de dar nombres de pájaros marinos a todos sus diseños de embarcaciones de vela. En efecto los planos del snipe aparecieron en el número  del mes de Julio que se agotó rápidamente.

 

A principios de Septiembre, llegaron noticias de los primeros barcos construidos con arreglo a los planos de Crosby, el primero de los cuales, por un joven de 14 años, Jimmy Brown, de Pass Christian (Mississippi) que llevo a cabo la obra con la ayuda de su padre.

 

Pronto los propietarios solicitaron información para la creación de una Clase Nacional y se confecciono un sistema de registro mediante la numeración de los barcos, de modo que los propietarios de la zona pudieran agruparse. El número 1 del registro fue otorgado a Jimmi Brown.

 

Para Mayo de 1932 se habían registrado 150 barcos y las regatas se generalizaron, pues varios de los principales clubs de regatas reconocieron la clase, permitiéndoles participar en regatas oficiales. En Noviembre de 1932 se fundó la SCIRA, con el doctor Hub E Isaacks, de Dallas (Texas), como Comodoro. Se redactaron los estatutos y el primer Reglamento fue publicado. Para final de año había 150 barcos numerados y Dallas fue recompensada, otorgándosele la flota nº 1 que lo sigue siendo.

 

La  primera flota que se registro fuera de EE.UU. fue en  Dover, Inglaterra, en Marzo de 1933. En Julio de 1936 la clase se convirtió en la más numerosa del mundo con flotas alrededor de todo el mundo. Aunque ya se habían celebrado Campeonatos del mundo desde 1934, no fue hasta 1946 que estos campeonatos se hicieron realmente internacionales.

 

Todo comenzó en el lago de Chautauqua, Nueva York, donde habían acudido participantes de Brasil, Nueva Zelanda, Portugal y Suiza, así como de muchas partes de los EE.UU. Esto causo gran impacto en la clase con lo que se acordó promocionar este campeonato internacional,

 

El Comodoro Charles Heinzerling anuncio que destinaria un trofeo aparte para el campeonato de los EE.UU. de modo que el trofeo Hub Isaaks quedara reservado para la verdadera regata internacional. El Doctor Martín Dupan, representante de  Suiza quedo tan impresionado con el campeonato de  Chautauqua que apoyo la celebración del primer campeonato mundial fuera de EE.UU.

 

Este se celebró en Ginebra, Suiza, en 1947 venciendo Ted Wells, de EE.UU. sobre los campeones de otros 13 países. En 1949 se decidió que  los campeonatos hemisféricos y los mundiales se celebrarían en años alternos.

 

La Junta de Gobernadores compro los planos del snipe a RUDDER en 1948 y la clase se constituyo oficialmente en 1954. En 1958 la clase snipe fue reconocida por la IYRU como Clase Internacional.

 

El barco fue diseñado como un casco de líneas quebradas de 15 pies y 6 pulgadas para ser construido fácilmente en la propia casa –tan simple que hasta un colegial pudiera construirlo -  El área velica original de 100 pies cuadrados se aumento a 116 pies cuadrados con la introducción del foque genovés reemplazando al pequeño foque.

 

Actualmente el área velica entre mayor y foque es de 128 pies cuadrados. No están permitidos los spinnakers. El Casco  ha permanecido esencialmente el mismo a lo largo de la historia de la clase, salvo ligeros cambios debido a la inflexibilidad en la tolerancia de nuevas modificaciones.  El cambio más importante en los primeros 50 años de historia ha sido la reducción de su peso de 425 libras a 381 libras a principio de los años setenta.

 

Los primeros snipes eran todos de tablones de madera, pero con los años, el contrachapado y la fibra de vidrio se han convertido en sus materiales de construcción. La mayoría son ahora construidos por profesionales y son de fibra; sin embargo todavía se usan las tablas de madera y laminado los aficionados pueden construirlos con la ayuda de los planos, que se pueden obtener en las oficinas de la SCIRA o bien pueden comprar el barco en piezas de fibra de vidrio para terminarlo uno mismo. Todos los barcos deben ser medidos y llevar las actuales calcomanías de la SCIRA  para poder competir.

 

EL SNIPE EN ESPAÑA

Capítulo Primero, 1933 a 1976.

por Antonio Ruiz Martínez

Transcurría el  año 15 o 16 del siglo en que vivimos, cuan por el hecho de residir en los  márgenes del rio Miño durante el verano en la casa solariega de mis antepasados, se despertó en mi la afición de navegar a vela, traspasar la barrera de este caudaloso rio y dedicarme a la pesca deportiva en su estuario. Disponíamos por aquel entonces de una embarcación de las típicas de la zona-portuguesa del bajo Miño que navegaban a vela y remo, son de amura baja y proa alzada como las góndolas venecianas pero por carecer de orza de deriva, no permitían realizar rumbos de ceñida.

 

Así transcurrieron las cosas hasta el año 33 en que habiendo adquirido ya un completo dominio de la navegación a vela, deseaba construir una embarcación provista de orza retráctil      que pudiera sernos útil para navegar en los fondos mínimos del estuario.

 

En la biblioteca del Real Club Náutico de Vigo dimos con el número de la revista americana       “ The Rudder” correspondiente a Junio del 1931 en la que el ingeniero naval Crosby publicaba los planos y diseño de una embarcación que juzgamos muy útil para nuestros deseos.

 

Por aquellas fechas había emigrado a los EE.UU.  un compañero de colegio y juegos infantiles al que encomendamos la labor de adquirir el folleto explicativo titulado “How to Build  Snipe” (como construir un snipe) y así construimos muy pronto entre los meses de Julio a Septiembre del año 32 una embarcación veloz y deportiva.

 

Convencidos de sus condiciones marineras y posibilidades de efectuar una singladura en mar libre propusimos a nuestros amigos Jesus Padin Simó y Paulino Martinez Portela que realizaran lanzándose al océano Atlántico una travesía hasta Vigo desde la desembocadura del MIño

 

Así fue como el día 11 de Junio de 1934 trasponía la boca sur de las islas Cíes aquella mini embarcación, a la cual le estaba encomendado el papel de  introducir, por decirlo así una modalidad  distinta del deporte de navegar  a vela en nuestra nación.

 

Esta pequeña embarcación que nació a la par que nuestro primer hijo Toñete fu bautizada con su nombre y era una réplica exacta de aquel barco que había diseñado Crosby, de acuerdo con el programa establecido en una reunión que se celebro en Sarasota  (Florida) en marzo del año 1931  en donde se acordó crear un mono tipo de regatas que pudiera transportarse fácilmente, que resultara barato y que sus normas de construcción lo hicieran resistentes al mar y al paso del tiempo

 

El éxito de aquellos planos fue enorme, hasta el punto que el numero de la revista “The Ruderd”, se agoto antes de Diciembre  y el arribo del “Toñete” a Vigo causo tal impacto entre los elementos jóvenes del Club que Estanislao Duran, Juan de Haz y José Maria Masso, (quien sin tener conocimiento de la construcción que habíamos efectuado , se había hecho construir una barco con fines de navegación de placer que no pudo ser homologado por incumplir las reglas) solicitó al  constructor Fernando Lagos Carsi, que le construyera un barco que pudiera mejorar el que yo había construido.

 

Así fue como las Astilleros Lagos se convirtieron en los primeros profesionales que en España  construyeron esta clase de embarcaciones, con la posterior replica de “Los Sur” que habrían de dar a la Clase un Campeón de España

 

Aquellos barcos se llamaron “Celmar”, “Lika” y “Sur”, contando así pronto con un número preciso para formar el embrión de lo que más adelante fue la Flota de Vigo, una de las más numerosas de España por aquel entones.

 

Se celebraron unas regatas previas con gran éxito ya que el público acostumbrado a los antiguos 6.50 pesadotes y que no ofrecían riesgos, se sintió atraído por las volteretas que daban aquellos barcos ligeros muy marineros  pero con riesgo de volcar cuando las incidencias de los rumbos de ceñida obligaban a efectuar maniobras que ponían en peligro la embarcación y el público que ama el peligro y la aventura, empezó a nutrir la dársena de los malecones de Vigo, esperando ser espectadores de aquellos chapuzones que se prodigaban tanto.

 

Desgraciadamente surgió la guerra y toda actividad deportiva quedo paralizada, pero finalizada en esta, en el año 39 ocupaba el cargo de Comodoro del Real Club Nautico de Vigo y el 25 de Julio de aquel año el General Moscardo primer Delegado Nacional de Deportes, se desplazo a Santiago de Compostela para realizar la tradicional ofrenda al  Apóstol Santiago, donde todas las sociedades deportivas de Galicia desplazaron representaciones para saludarle.

 

El General interesado en incrementar y difundir  las distintas  modalidades del deporte y entre ellas el de la vela facilitando su práctica, nos interrogo acerca de cuál sería la mejor manera de lograrlo.

 

Hubimos de manifestarle que creíamos fundamental unificar los distintos tipos de embarcaciones que poseían los diverso clubes, adoptando un barco económico de gran difusión y poniendo en manos del elemento juvenil  un mono tipo de fácil transporte con rígidas restricciones que impidieran aquellos refinamientos costosos que encarecían la embarcación tal como había sido concebida en un país de grandes posibilidades económicas.     

 

 Aceptada esta sugerencia, nos encargo como Comodoro del Club que presentáramos una propuesta a la Asamblea que habría de celebrarse en Madrid en 1940,  fecha en la que la Delegación de Deporte tomaría a su cargo el estudio de datos, circunstancias  y propuestas que decidirán que barco hay que elegir para cumplir los objetivos previstos.

 

  La labor fue difícil. En La Coruña se habían construido 30 barcos  merced a la eficientísima labor realizada por  nuestro colega el Dr. Pastor Nieto Antúnez , en el Sur existían los monotipos  MM o Hispánica pero nos encontramos con la feliz coincidencia de que por aquellos años en Santander ya contaban con una flota de snipes a los que denominaban “lagunejas” y en Bilbao había una incipiente flota  a los que llamaban “mingorras”

 

Fue árbitro de aquella famosa reunión el hoy Almirante Nieto Antúnez quien a la vista de los datos aportados acerca de la difusión mundial de La Clase Snipe sus posibilidades de desplazamiento,  condiciones de navegabilidad y bajo coste, aconsejo que se adoptara como única sujeta al control de la Federación y la SNIPE CLASS INTERNATIONAL

 

Así fue como asignaron al Club Nautico de Vigo y a mí, como su Comodoro la labor de  organizar  las distintas flotas nacionales nombrándome primer Secretario de la Clase.

 

En aquellas fechas el entusiasta deportista  Martín Barreiro Alvarez, gran paladín del deporte de navegar a vela en nuestra región, edito un folleto titulado “Rumbo al Imperio” en el que hacia un estudio completo de las posibilidades de nuestra nación en cuanto  a la difusión del arte de navega a vela con fines deportivos, incluyendo en la citada publicación los datos técnicos del “snipe” y del “star” como prototipos que aconsejaba para el futuro muy adecuados para fomentar la práctica de este noble deporte de navegara vela

 

Nuestra labor fue difícil y penosa por no contar en aquellas fechas con revistas deportivas, que pudieran difundir el concepto patriótico en que fundamentábamos la necesidad de fomentar entre la juventud la práctica de navegar a vela, siguiendo la consigna  del Caudillo de España que acababa de ganar nuestra guerra de liberación, que en una visita a Vigo había dicho UN GOBIERNO Y UN ESTADO QUE VIVA FRENTE A LAS REALIDADES HA DE VIVIR CARA AL MAR”

 

En 1941 se hizo la primera traducción tomada del LORS Internacional y utilizando el pseudónimo  de “Driza” en la única revista especializada que tuvimos en la mano denominada “Brújula” hoy desaparecida , creamos una sección encaminada a difundir entre los clubes la conveniencia de hacer partícipe  del deporte de navegar a vela, de una gran masa de nuestra juventud a la cual haríamos participes del deporte del mar para saber amarlo, conocerlo y luchar con el, obteniendo después por selección de los mejores y  en aquellas épocas juveniles en que creaban aptitudes, elementos que pudieran nutrir nuestra marina armada, de trafico y pesquera.

 

Siguiendo este concepto  patriótico en la práctica del deporte, el Real Club Nautico de Vigo, agrupaba una gran masa de juventud que conocía y amaba el mar y fue así como nuestras dotaciones de barcos de guerra se nutrieron de personal que amaba el mar y estaban integrados en los clubes náuticos de España aportando así una contribución numerosa y eficiente.

 

Finalizada la guerra el entonces Presidente del Club Salvador Alonso, financio la construcción de numerosas embarcaciones del tipo que había elegido  el Consejo Nacional de Deportes  y Federación Española de Clubes Náuticos y así fue como la Flota e Vigo se convirtió en la más numerosa de España.

 

La primera y única regata en la que participó el Toñete fue una memorable en la que en el titulo que encabezaban los  programas se decía: EN RECUERDO DE LOS QUE FUERON Y PARA EJEMPLO DE LOS QUE SON y se donaron trofeos que llevaban grabado el nombre de numerosos  asociados que dieron la vida por la patria.

 

La Escuela Naval Militar de Marín, regida por el Almirante  Nieto  Antúnez convoco una reunión de los clubes náuticos existentes en España y las comisiones náuticas de los departamentos marítimos que contaban con flotas, así como las distintas clases de embarcaciones  de vela dedicadas a la navegación deportiva

 

Más de 150 embarcaciones se concentraron en la amplia ría de Pontevedra, dando lugar a una regata memorable quizás no superada hasta la fecha.

 

Ansiosos de de propagar nuestro deporte y la Clase al país vecino, logramos que el Dr Meneses  seleccionador olímpico de Portugal compartiera nuestros deseos de adoptar la Clase en aquel país, siéndole ofrecido un barco construido en Vigo, que fue el prototipo a partir del cual se creó la flota de Lisboa y posteriormente la de Oporto.

 

En el año 1942 se hizo la tercera traducción en español tomada del LORS de 1941  al final de la referida edición se reseñan nombres y propietarios de 579 barcos que agrupados en 42 flotas constituían después de la americana la flora nacional  más numerosa del mundo.

 

Actualmente aunque la proporción de construcciones a seguido un ritmo descendente, la Clase se ha acreditado por sus condiciones optimas para las regatas y como una fuente formadora de patrones que ha dado a España DOS  Campeonatos  de Europa, y por TRES campeonatos del Mundo.  Más de 2000 unidades han sido construidas en España y más de 22000 navegan por todos los continentes

 

Al hacer entrega de este prototipo nacional que va a ser acogido en el Museo Marítimo de Atarazanas y exhibido posteriormente en  Salón Nautico, sentimos la satisfacción de reseñar en síntesis lo que durante más de 40 años y ya a mis largos 74 hemos podido realizar a favor de la vela ligera, dando satisfacción a nuestra afición al mismo tiempo que nos hacíamos   merecedores de haber recibido  el premio nacional “Virgen del Carmen” , EL Ancla de Oro de la Federación de Vela y hoy esta preciosa distinción del Salón Náutico y más aun el que esa haya sido competida con mi entrañable amigo  Jose Maria  Massó que tanto ha hecho y sigue haciendo por prodigar en toda Galicia normas para la práctica por elementos jóvenes de los Clubes a través de lo que hoy se llama vela ligera, así como la promoción por medio de las clásicas regatas de crucero, el adiestramiento  de tripulaciones  que, procediendo de los mono tipos se preparan en la participación de la regata de las Rías Bajas promocionada por el Real Club Nautico de Vigo y actualmente los distintos clubes de las Rías favor de una capacitación eficiente de estos jóvenes que constituyen hoy una gran masa que hará que el futuro de la navegación a vela no decaiga y llegue a la máxima eficiencia, para obtener puestos en competiciones internacionales como ya así está ocurriendo.

 

Finalmente esta líneas agradeciendo a la asamblea de Capitanes de Yates que en su reunión de Vigo del pasado año, tuvieron la iniciativa de solicitar que aquella mínima embarcación a que hemos hecho referencia almacenada e inactiva, reviva sus glorias del pasado al ser expuesta como ejemplo de lo que pudo dar de sí una perseverante obra, que en unión de los distintos clubes náuticos nacionales, pudimos ejecutar en aquellos tiempos en que el deporte de navegar a vela languidecía en una España que necesita asomarse al mar, ese mar que puede decirse que, dada nuestra situación geográfica constituye nuestro elemento y desde donde a través de los siglos han salido aquellos navegantes que en épicas singladuras oceánicas dieron a España la categoría que ocupa, a Europa un nuevo mundo y a América el amparo de la patria hispana en su labor de aquellas gestas heroicas de la colonización.  

 

Barcelona 18 Agosto 1976  

 

Capítulo Segundo, 1976 a 2008.

por Félix Gancedo

PRÓLOGO

La historia de la clase Snipe en España se inicia allá por el año 1931, desde entonces hasta el día de hoy ha sido la unión de nuestro pueblo con la mar.   Esta es la historia de un precioso barco llamado Snipe creado en los EEUU de América y querido en nuestro país cómo en ningún otro.

 

Escribir sobre este viejo y excepcional barco es recordar a tantos amigos que se nos han ido, es recordar regatas en decenas de clubes y países, es recordar ilusiones, el amor a la naturaleza, al viento y a la mar; es recordar que la gran riqueza que este barco ha sabido crear a lo largo de su historia en nuestro país, ha sido la amistad.

 

EL SNIPE NACE EN ESPAÑA

Fue en Vigo en 1932 en el noroeste de la Península Ibérica donde un grupo de amigos leyendo una revista Americana “The Rudder”, decidieron construir un pequeño barco de dos tripulantes, cuyo diseñador fue un ingeniero naval norte americano llamado William Crosby. El doctor Antonio Ruiz Martínez, primer secretario de la clase Snipe en nuestro país, fue quien tubo la idea de construirlos; los planos se sacaron de un folleto titulado “How to build one snipe”; de aquella idea, nació el primer barco construido en España “El Toñete”.

Es a partir del año 1940 cuando el Snipe empieza a crecer con fuerza en nuestro país, los clubes de Vigo, de la Coruña, de Santander y de Bilbao tenían ya varias embarcaciones. En Madrid y en una reunión de la delegación general de deportes, se tomó la decisión de apoyar a la clase Snipe cómo el mejor barco de vela ligera para navegar en nuestros mares; el barco tenia condiciones marineras, se podía llevar por carretera, tenia un buen precio, no era complicada su construcción, y tenia una buena organización internacional. La clase Snipe estaría controlada por la Federación Española de Clubes Náuticos y por la Clase internacional del Snipe.

Desde 1940 hasta el momento presente se han creado 135 flotas en los clubes de nuestro pais;  todos ellos tienen grandes nombres e historia;  esta seria cansada e interminable, por ello este  narrador se ve obligado a extractar  tanto como posible la evolución y la vida del snipe en España.                                                                                                  

 

LOS PRIMEROS CLUBES

Las flotas de Vigo, Bilbao, Santander, Barcelona, Málaga y Santiago de la Rivera fueron las primeras que nacieron en España. A todas ellas nuestros reyes les dieron el título de Real por la gran labor que hicieron por la vela Española y por la clase Snipe. Las dos magnificas flotas de los clubes Náutico y Marítimo de Barcelona se perdieron; tenemos ilusión de que algún día volverán; los campeonatos de España desde 1943 al 1949 fueron ganados por tripulaciones del R.C. Marítimo de Barcelona.

Estos primeros clubes eran los representantes de nuestros mares, el océano Atlántico, el mar Cantábrico, el mar Mediterráneo, y el mar Menor. La clase Snipe consiguió en nuestro país unir voluntades e ilusiones de españoles de distintas ciudades y regiones, y de todos aquellos a quienes unía la afición a la vela y la mar.

Hasta los años 60 en nuestro país existía la asociación de clubes náuticos, que se transformo con el tiempo en la Real federación Española de vela; hoy de nuevo tenemos la vieja y renovada asociación de clubes náuticos; ambas dos organizaciones tienen presente a la clase Snipe como un barco para todas las edades, un barco al que proteger, un barco para toda la vida. Los clubes náuticos han sido sin lugar a duda el alma de la clase Snipe en España.

 

LA COPA IBERIA

La copa Iberia es el trofeo náutico más antiguo de nuestro país; es un trofeo mítico, es el campeonato de España de la clase Snipe. Para conseguir tener en propiedad esta joya del deporte Español hay que ganarla 5 veces consecutivas o  alternas, tan solo dos patrones la tienen en propiedad después de 67 años de historia. Félix Gancedo se la adjudicó en dos ocasiones, y Aureliano Negrín en una. José Pérez restauró la última copa, construyéndole un estuche con el que se conserva, transporta, se le da más categoría y expone su historia.

El primer Campeonato de España se celebró en Vigo en 1942,  José María y Juan Manuel Alonso Allende de la flota de Bilbao fueron los vencedores.   Félix con 15 victorias tiene un record difícil de batir.

 

 

LOS "GRANDES” TROFEOS EN ESPAÑA

Les llamamos grandes no porque sean mejores que otros, sino porque llevan mas de 30 años celebrándose en distintos clubes del país; ellos son los recuerdos inolvidables de la unión de un club hacia un barco, el Snipe.

 

El gran patriarca de estas regatas es el trofeo de S.M.el Rey; se celebra en Málaga cada año en Marzo el día de S. José;   este trofeo comenzó a celebrarse allá por el año 1943;  entonces se llamaba Regatas de Invierno

 

En España tenemos viejos y magníficos trofeos, el “Ciudad de Palma”, el “Ciudad de Valencia”, el “Ciudad de la Coruña”, el “Bahía de Vigo”, el “Sol de Oro de Almería”, el “Farragut” en Menorca, “San Roque” en Villa García, el “Inauguración y vuelta al mar Menor” de Santiago de la Rivera, el “Snipe de Oro” en las Palmas de Gran Canaria, el “San Isidro” en Madrid, y tantos otros “mas jóvenes” que sirven para promover la vela y el Snipe en los clubes que lo organizan.

 

Cada club tiene unas fechas especiales para la organización de cada trofeo de tal manera que no coincida con otro;  consiguiendo de esa manera una mayor afluencia de embarcaciones.  Tendríamos que recuperar aquel preciso trofeo que se organizaba en el Real Club Astur de Regatas de Gijón allá por los años 60 y 70, el Trofeo Príncipe de Asturias.

 

 

LA ARMADA ESPAÑOLA

La Armada Española ha sido a través de los años una gran ayuda para la clase Snipe.   Crearon ocho flotas en Ferrol, Marin, Cádiz, Cartagena, Soller, Mahón, Porto Pí y las Palmas.   Un caballero, Marcial Sánchez Barcaíztegui,  promocionó la clase Snipe organizando regatas en muchos clubes.

 

La Armada tenía su propio Campeonato de España.  Nombres como Carlos Pardo, Victoriano Sánchez Barcaíztegui, Rafael Iturrioz, Alfonso Vierna, Luis Ayesta, Ignacio Gonzalez Murcia y muchos otros le dieron un importante prestigio a la vela española.   Gracias amigos por vuestro talante, por vuestro esfuerzo y por promover la clase Snipe en España

 

NUESTROS MEJORES PATRONES

España ha tenido grandes patrones en la clase Snipe; en estas líneas vamos a recordar a aquellos que consiguieron ganar al menos  dos veces el campeonato de España.  Santiago Amat, Antonio Pérez, Juan Manuel Alonso Allende, Duque de Arión, Ángel Armada, Félix Gancedo, Jorge Haenelt, Fernando Rita, Aureliano Negrín y Francisco Sánchez del Campo.

 

Estos patrones y otros como Eusebio Bertrand, Fernando Masó, Carlos Llamas, Pedro Casado, Damián Borrás, Oliver Góngora, Ricardo Rubio y Raúl Valenzuela, le dieron prestigio a la clase Snipe Española venciendo en múltiples competiciones nacionales e internacionales, así cómo en campeonatos de España, de Europa y el Mundo.

 

NUESTROS MEJORES TRIPULANTES

La labor del tripulante en la clase Snipe es esencial. España ha tenido y tiene magníficos tripulantes; en estas líneas recordaremos a los excepcionales, y al menos tres veces vencedores del campeonato de España. Luís Triay,  Julio Rioboo, Antonio de Burgos,  Rafael Parga, Manuel Bernal, Carlos Llamas,  Laureano Wizner, Antonio Maria Andréu, David Martín, Marina Sanchez del Campo, Alejando Fresneda y Martín Wizner.

 

Desde estas líneas deseo tener un profundo reconocimiento hacia todos aquellos magníficos tripulantes que dignificaron la labor del marinero de proa. Mi mejor recuerdo lo tienen 2 grandes Malagueños que se fueron, Manuel Bernal y Martín Wizner.

 

NUESTROS CONSTRUCTORES DE BARCOS

Ya en 1934 Astilleros Lagos de Vigo empezó a construir Snipes; lógicamente eran de madera, luego se pasó al contrachapado con palo, botavara, y tangón todavía de madera.

 

El tiempo fue pasando y surgieron en España nuevos constructores, eran grandes artistas de la madera, Noli Cardona en Palma, José Araez en los Alcázares, Juan Mayor en Almería, José Rovira en Barcelona, y Astilleros Udondo en Bilbao.

A finales de los 60 se comenzó la fabricación de los Snipes en fibra de poliéster. Araez, Copino, Taylor, nuestros buenos regatistas Chiqui García Soto y Pepe Palacios; A ellos se unieron el súper-perfeccionista Juan Ramos, con sus famosos “Proto”; todos ellos construyeron barcos que hoy siguen navegando.

 

En la fabricación de palos, orzas y botavaras, Juan Costa, Pepe Araez y Víctor Beltri, colaboraron con la clase Snipe abaratando precios para ayudar con ello a los regatistas.

 

NUESTROS MEDIDORES

No tenemos en España memoria histórica para acordarnos de nuestros viejos medidores, pero nos queda el recuerdo de que eran cómo los buenos árbitros que suelen pasar desapercibidos. Nunca tuvimos preocupación por las mediciones porque el Snipe en España era un deporte entre jóvenes y viejos caballeros. Si a veces había alguien que pretendía sacar provecho de alguna situación, con un par de palabras se solucionaban las cosas.

 

A partir de 1986 llegó a nuestro país la revolución de la “cuna de medición”; barcos medidos por grandes medidores de la Scira, Ted Wells, Nils Toftgard, Chuck Loomis, Dan Williams y Brainard Cooper, eran tachados como “ilegales”. Magníficos patrones dejaron de navegar; los árbitros pitaban penaltis donde no los había.

Hoy a “Dios gracias” las cosas se han normalizado; el “arte de medir” se ha convertido en una parte más de una agradable historia, la historia de la clase Snipe. En honor a la realidad las fichas de cada barco que tenemos en España son un modelo de perfección. Ello se lo debemos a José Pérez.

 

NUESTROS COMODOROS

Solamente Ángel Rivera de la Portilla y Arturo Delgado de Almeida, han sido comodoros de la clase Snipe en España.

Hemos tenido regatistas y directivos de una gran valía tanto personal como deportiva, pero quizás la falta de voluntad de algunos o la falta de sintonía con otros ha hecho que España a pesar de vivir y sentir el Snipe profundamente y “a nuestra manera” no haya tenido mas comodoros de la clase. Como nos ocurre con los campeonatos del mundo, algún día llegará.

 

NUESTROS SECRETARIOS NACIONALES

Ellos trabajaron para la clase desde el anonimato quitándole el tiempo a su familia, a sus obligaciones con el objetivo de conseguir que la clase Snipe en España fuera no solo la mejor organizada sino la que mas barcos tuviera navegando por las costas españolas.   Vaya para todos ellos nuestro especial agradecimiento.

Sus nombres fueron:  Antonio Ruiz, Angel Riveras, Fernando Bolín, Arturo Delgado, Santiago Méndez Fariñas, Carlos Gómez, Angel Bellés, Francisco Pérez, Fernando Velarde, Eduardo Pastor, Carlos Rivas,  Ricardo Rubio, Fernando Tajuelo, José Pérez, Adrian Dupuy

 

ORGANIZACIÓN DE CAMPEONATOS DE EUROPA Y DEL MUNDO

A lo largo de los años España ha querido colaborar de una manera importante con la clase Snipe organizando campeonatos de Europa y del Mundo. A continuación hacemos una relación de los campeonatos que hemos organizado.

 

.- Campeonatos del Mundo Junior

 

            1980 Mahón

 

            1990 Los Nietos

 

            1996 Los Urrutia

 

            1999 Almería

 

.- Campeonatos de Europa

 

            1962 Palma

 

            1978 Valencia

 

            1986 La Ribera

 

            1994 Mahón

 

.- Campeonatos del Mundo

 

            1948 Palma de Mallorca

 

            1955 Santander

 

            1965 Las Palmas de Gran Canaria

 

            1973 Málaga

 

            1999 Santiago de La Ribera

 

.- Campeonatos del Mundo Master

 

            1990 Santiago de la Ribera

 

 

 

TROFEO HUB E.ISAACKS

Juan Manuel Alonso Allende y Gabriel Laiseca de Bilbao;  Félix Gancedo con Rafael Parga y Manuel Bernal de Málaga, han sido los únicos campeones del  mundo que hemos tenido la Clase Snipe, alguien desde no sabemos donde, nos hace cada dos años un magnífico vudú para que grandes tripulaciones españolas no hayan ganado mas mundiales.

 

Angel Armada, El duque de Arión,  Jorge Haenelt (tres veces campeón de Europa) Fernando Rita , Carlos Llamas, Damián Borrás, Aureliano Negrín, Rayco Tabares, Raúl Valenzuela, Francisco Sánchez del Campo y Pablo Fresneda  (todos ellos campeones de Europa), han demostrado a lo largo de su vida náutica unos conocimientos y experiencias suficiente para traernos a España el Trofeo Hub E.Isaacks

 

VIEJOS AMIGOS DE LA SCIRA

España es un país donde la amistad juega un papel determinante en nuestra sociedad;  así vemos nosotros a la Clase Snipe, un barco que hace amigos para siempre;  así vemos los españoles a la Scira.

Quedarán para siempre en nuestro recuerdo personas como Ted Wells, Terry Whitemore, Allam Levinson, Lawry Lamb, (todavía le vemos en Rio de Janeiro en 1971, tocando la flauta con Félix), Flavio Cayubi, Horacio García Pastori; il nostro amicci Giorgio Bresich, Dan Willians, Jerry Thomson, Brainard Cooper, Antonio Roquete, Chuck loomis, Birger Jansen, Jiro Jamamoto, Per Ole Holm, Pedro Garra, Gonzo Díaz,  Mean Davis,  Jhon Broughton , Roberto Salvat, Svend Rantil y tantos otros

 

ESPAÑA Y LA SCIRA

A lo largo de la historia de la Clase Snipe en España algunos pensamos que ha habido momentos en los que ha faltado un poco de sintonía con la Scira; en otros esta sintonía ha sido magnífica, suele ocurrir en las mejores familias.

Entendemos que la SCIRA tiene generalmente un magnífico equipo humano, pensamos que si su oficina central no estuviera ubicada en los E.E.U.U., difícilmente la clase hubiera tenido la organización que hoy tiene.

Ahora y hoy nuestro gran nexo de unión con la Scira se llama Jerelyn Biehl, una mujer única;  gracias Jerelyn por tu dedicación por tu esfuerzo y por tu forma de querer la Clase Snipe.

 

EL FUTURO DE LA CLASE SNIPE EN ESPAÑA

Pensamos que este futuro va a depender, como casi todo en la vida, de las personas, en primer lugar de nuestro Secretario nacional y a continuación de los regatistas  que quieran asumir la capitanía de cada flota.

 

El Snipe es un gran barco, duradero, para todas las edades, bastante sencillo en su aparejo, pero que no conecta excesivamente con la juventud, ahí está el gran reto;   a nivel mundial el Snipe es casi un a filosofía de vida y como tal lo debemos de entender;   su futuro en España y en el mundo estará siempre en nuestras manos en nuestra mente y en nuestro corazón

 

ENHORABUENA

Desde España, queremos valorar y felicitar a las personas que tuvieron la idea de escribir la historia del Snipe en cada país;   esta realidad  hace que nos conozcamos mejor, nos sintamos mas unidos y que seamos mas y mejores amigos.

 

 

 

                        ¡¡ Enhorabuena  a todos !!